INTRODUCCIÓN

Estas son las Condiciones comerciales generales para la tienda online minerales-rahasya.com

ART. 1 GENERALIDADES

(a) El vendedor se especializa en minerales, figuras y joyas creadas con minerales, los cuales son ofrecidos en su tienda online que se encuentra en la página web minerales-rahasya.com. Estas condiciones generales se aplican a todas las adquisiciones de productos y servicios por parte de los clientes de Minerales Rahaysa, a menos que se especifique lo contrario en el presente documento.

(b) Los Clientes son todas las personas naturales que celebran la compra de forma autónoma de cualquiera de los productos ofrecidos por el vendedor.

(c) Otras condiciones comerciales generales que difieran, se contrapongan o complementen a éstas, no devienen parte de la transación de venta a través de este sitio web, salvo que se apruebe su validez por parte del vendedor.

(d) Se reserva el derecho de modificar estas condiciones comerciales generales en cualquier momento mediante la modificación de esta página. Las condiciones actualizadas sustituirán a todas las versiones anteriores de las condiciones.

(e) La utilización del sitio (incluyendo el acceso, navegación o registro para uso del sitio) conforma un acuerdo incondicional a estar obligado por estas condiciones generales y está sujeta, a un continuo cumplimiento con las presentes condiciones comerciales generales.

ART. 2 COMPRA

(a) Las ofertas del vendedor pueden estar sujetas a cambios en cualquier momento, sin necesidad de notificación previa y según criterio único del vendedor. Mientras todos los esfuerzos están puestos en tratar de garantizar que el color, el diseño y el estilo de los productos de Rahaysa, que se muestran en las fotografías del sitio web, sean representativos de los productos originales, es posible que ocurran variaciones debido a restricciones técnicas de reproducción del color en su equipo informático. En consecuencia, Rahaysa no será en ningún caso responsable de error o inexactitud en las fotografías o representaciones gráficas de los productos expuestos en la página web. Si tiene alguna pregunta acerca de los productos, puede contactar, por supuesto, con nuestro departamento de servicio de atención al cliente por email a ventas@minerales-rahaysa.com

(b) La confirmación del pedido supone la aceptación del comprador de la totalidad de las condiciones comerciales generales aquí expuestas. Todos los pedidos deberán ser realizados de forma online a través de la página web de minerales-rahaysa.com y/o directamente en nuestra tienda física. La transacción supone una oferta vinculante de compra del/de los producto(s) pedido(s). Al pulsar el enlace “Finalizar el pedido” en el marco del proceso de compra en la página web minerales-rahaysa.com, el cliente está entregando un contrato vinculante de los productos contenidos en la cesta de la compra ajustándose a los preceptos de estas Condiciones Generales. El pedido no podrá ser modificado ni cancelado, salvo en las circunstancias expresamente previstas en estas mismas condiciones comerciales generales.

(c) El cliente será informado inmediatamente por correo electrónico de la entrada de su pedido, de la aceptación del mismo y del envío del(los) producto(s) comprado(s).

(d) El vendedor se reserva el derecho de rechazar cualquier pedido sin necesidad de indicar los motivos.

(e) La entrega se celebrará con la salvedad, de no realizar la prestación o realizarla sólo en parte, si el vendedor no recibe sus propios suministros de forma correcta en calidad y tiempo.

Esto sólo se aplicará en caso de que la falta de entrega no sea imputable al vendedor y éste, con la cautela debida haya firmado con el proveedor una operación de cobertura concreta. El vendedor hará todos los esfuerzos razonables por enviar los productos. Si los productos no pueden ser enviados, Rahaysa reintegrará de forma inmediata cualquier contraprestación recibida. Si los productos no están disponibles, o sólo lo están en parte, se informará inmediatamente al cliente.

(f) Si el pedido se ha realizado y el cliente ha pedido el(los) producto(s) por vía electrónica, la información registrada en la página web supone una prueba de las transacciones realizadas entre Rahaysa y sus clientes. En caso de disputa entre Rahaysa y uno de sus clientes sobre una transacción realizada sobre la página web, la infomación registrada por Rahaysa será considerada como prueba irrefutable del contenido de la transacción.

ART. 3 RESERVA DE PROPIEDAD Y RESCISIÓN

(a) Una vez finalizado el pedido el vendedor se reserva la propiedad de la mercancía hasta el pago completo del precio de compra.

(b) En el caso de incumplimiento del pago por parte del cliente el vendedor tendrá derecho a rescindir el pedido y exigir, por las vías que sean precisas, el pago del total del producto o productos solicitados si el vendedor ha tenido que hacer algún reembolso a proveedores debido a dicho pedido.

ART. 4 PRECIOS Y PAGOS

(a) Los precios están sujetos a cambios. El cálculo de los precios está basado en la lista de precios y descuentos en vigor el día de entrega o servicioen los que están incluidos el impuesto del valor añadido (IVA) conforme a lo estipulado por el vendedor.

(b) Al realizar el pedido se incluirán los gastos de envío. Este importe deberá ser abonado por el cliente además del precio de compra, impuestos incluidos, junto con el(los) producto(s) solicitado(s).

(c) El cliente sólo tiene derecho a una indemnización, si sus contrarreclamaciones han sido establecidas legalmente y si han sido reconocidas por el vendedor. El cliente podrá ejercer el derecho de retención únicamente si la contrarreclamación se basa en la misma relación contractual.

(d) En caso de error de precio o información incorrecta del producto debido a errores tipográficos o del sistema, Rahaysa se reserva el derecho de cancelar cualquier pedido realizado con información errónea, sin obligaciones adicionales para el cliente incluso después de la recepción de una confirmación de pedido o aviso de envío.

ART. 5 MODALIDADES DE PAGO Y GASTOS DE ENVÍO

(a) Los clientes pueden efectuar el pago mediante pago anticipado (transferencia bancaria), PayPal o con tarjeta de crédito (Visa, Mastercard, 4B, American Express…). El vendedor se reserva el derecho a excluir determinados tipos de pago.

(b) En relación a los pagos realizados con Paypal: los clientes deberán tener cuenta o registrarse en paypal.es. Al elegir Paypal como método de pago, el cliente acepta las condiciones de Paypal. Salvo que se haya acordado algo diferente o en la descripción del artículo no se indique algo contrario, los productos serán enviados cuando el importe total de la factura se haya abonado completamente en la cuenta de Paypal del vendedor.

(c) El importe de los gastos de envío se desprende del desglose de los gastos de envío del vendedor, que se puede consultar en “Gastos de Envío”..

ART. 6 SUMINISTRO

(a) A menos que esté establecido de otro modo, todos los precios incluyen el impuesto del valor añadido (en el caso de que corresponda) y excluyen los costes de envío. El envío y la entrega, en algunos casos, podrían ser gratuitos. Los envíos están calculados dentro del territorio nacional (España). Los derechos de aduana internacionales deben ser tenidos en cuenta ya que pueden causar variaciones en las tasas de envío. Además, en caso de devolución de productos, el vendedor se reserva el derecho a cargar al cliente una tasa de 20€ por el envío, si la devolución no cumple con los requisitos establecidos de forma expresa en nuestra Política de Devoluciones.

(b) Si posteriormente a la realización del pedido, el producto de Rahaysa no estuviera disponible, el vendedor pedirá el producto inmediatamente, informará de ello al cliente sin demora y le comunicará la fecha de entrega previsible. Para acelerar la entrega, estos productos se identifican en la página web haciéndole saber al comprador de la disponibilidad del producto.

(c) El vendedor está autorizado a realizar suministros parciales, si las circunstancias así lo requieren. En estos casos, además de tener en cuenta cuidadosamente los intereses del cliente, no supondrá ningún coste adicional para éste.

ART. 7 CESIÓN DEL RIESGO

(a) El cliente es responsable de controlar los productos enviados inmediatamente tras su recepción para determinar el cumplimiento del pedido. En caso de que exista alguna discrepancia, el cliente deberá rechazar el paquete y describir cualquier defecto (por ejemplo, evidencia de manipulación, producto dañado, faltan productos o partes, artículos diferentes a los pedidos o indicados en el documento de envío) escribiéndolo directamente en la declaración tomada por el transportista. Tenga en cuenta que el riesgo de pérdida accidental o daño accidental sobre el objeto adquirido -incluido durante el envío- se transfiere al cliente en el momento de entrega del objeto.

(b) Una vez finalizado el proceso de pedido, tanto la página de detalles del producto como el proceso de pago, el precio del producto que aparece en la confirmación por email no incluye las posibles «tasas de aduana» (si corresponden) que sean de aplicación a las importaciones y exportaciones en su país. Al realizar un pedido usted confirma su acuerdo incondicional a los términos de que el cliente es responsable de realizar el pago de tasas adicionales.

ART. 8 DERECHO DE REVOCACIÓN DE LOS CONSUMIDORES

(A) Política de revocación

(I) Si el vendedor no puede cumplir la fecha de envío preliminar, éste deberá informar al cliente a su debido tiempo. En caso de interrupciones en las operaciones de negocio del vendedor, de las que él no sea responsable, o de interrupciones de sus subcontratista, la fecha de envío deberá extenderse de acuerdo con la duración de la interrupción. El cliente tiene el derecho de rescindir el pedido sin alegar motivo alguno devolviendo el producto en cuestión y enviando un Formulario de Devolución al vendedor durante el periodo de 15 días tras la recepción de los productos, siempre y cuando se cumplan las condiciones estipuladas en la Política de Devoluciones. Sin embargo, se exceptúan los productos que han sido producidos de acuerdo a las especificaciones del cliente o los que hayan sido personalizados de acuerdo a los requisitos específicos del cliente.

(II) Ese plazo comenzará a contar a partir de la recepción de la mercancía (en caso de envíos repetitivos de mercancías del mismo tipo, no antes de haber recibido el primer envío parcial), ni tampoco antes del cumplimiento de nuestro deber de información. Para el cumplimiento del plazo basta con enviar la revocación o el objeto a tiempo.

La revocación debe dirigirse a:

Minerales Rahaysa
C/ Sebastián Souvirón 10 local 3
29005 – Málaga (España)

(B) CONSECUENCIAS DE LA REVOCACIÓN:

(I) En caso de una revocación eficaz, se devolverán las prestaciones recibidas por ambas partes y, en su caso, los beneficios obtenidos (p. ej., intereses). Si el cliente no puede devolver la prestación recibida ni total ni parcialmente o sólo en un estado deteriorado, deberá restituir el valor en la medida que corresponda.

(II) El coste del envío de la devolución deberá ser soportado por el cliente. El vendedor no podrá aceptar la devolución en caso de que el envío no esté franqueado o lo esté de forma insuficiente.

El vendedor deberá comenzar a tramitar la devolución en los 2 – 4 días laborables posteriores a la recepción del producto. Para los productos que no puedan ser enviados por mensajería, será el vendedor quien tenga que organizar la recogida.

El vendedor deberá cumplir con las obligaciones de reembolso de los pagos realizados en un plazo de 30 días desde que la declaración de rescisión fuese enviada, o en el plazo de 30 días después de que los bienes hayan sido devueltos. El vendedor tiene la facultad exclusiva de determinar si los productos se encuentran en su estado original a su devolución a Rahaysa. El vendedor no se responsabiliza si cualquiera de los productos que el cliente desea devolver se pierde, es mal dirigido o entregado demasiado tarde, en la medida que el cliente tiene que asumir los riesgos del envío elegido.

(III) El derecho de revocación no existe para los siguientes productos:

Los productos cuya fabricación y suministro sea acorde a las especificaciones del cliente, que claramente estén ajustados a las necesidades personales del cliente, que pueden deteriorarse con rapidez o cuya fecha de caducidad puede vencer o hayan sido usados y, por tanto, no puedan ser estrenados por otro cliente.

ART. 9 DEVOLUCIONES

(a) La devolución es gratuita para el cliente sólo en el caso de que los productos no estén grabados y no incluyan ninguna personalización o especificación.

ART. 10 GARANTÍA

(a) Los productos suministrados pueden diferir mínimamente, dentro de lo razonable, de los representados en Internet y el cliente está obligado a comprobar la información de forma precisa, por adelantado, antes de confirmar el pedido (véase artículo 2 de estas condiciones comerciales generales).

(b) El vendedor puede inicialmente elegir entre exigir el uso de la garantía para el cumplimiento posterior mediante reparación de los desperfectos o el reemplazo del producto. El vendedor está autorizado, a rechazar el tipo de rectificación elegido, si éste sólo es posible con unos costes desmesurados y si el otro tipo de rectificación permanece sin inconvenientes importantes para el cliente.

(c) Si fallase la rectificación, el cliente podrá elegir entre reducir el pago (rebaja) o renunciar al(los) producto(s) -rescisión-. Si los defectos son poco importantes, en consideración a los intereses de ambas partes, el cliente no tendrá derecho de rescisión. En vez del resarcimiento del daño en lugar de la prestación, el cliente puede exigir el resarcimiento de los gastos infructuosos que ha asumido y que razonablemente podía asumir en la confianza de la obtención de la mercancía. Si el cliente elige el resarcimiento del daño en vez de la prestación, serán aplicables las limitaciones de responsabilidad civil según el artículo 11, apartado «a» de estas condiciones comerciales generales.

(d) Los derechos del consumidor en caso de defectos requieren que el cliente haya cumplido adecuadamente con sus obligaciones de examen y notificación en tiempo y plazo. El cliente debe indicar al vendedor cualquier defecto manifiesto de los productos suministrados en el plazo de 15 días desde su entrega. En caso contrario, se excluyen las reclamaciones en base al derecho de la garantía. Para el cumplimiento del plazo basta el envío de los productos defectuosos o la comunicación del defecto a tiempo. El cliente debe demostrar que se cumplen la totalidad de los requisitos, especialmente el defecto en sí, el momento de su detección y la validez de la fecha de reclamación.

(e) Si el comprador es una empresa, en un principio sólo se considera acordada la descripción del producto del fabricante en cuanto a su composición. Las declaraciones públicas, valoraciones o publicidad del fabricante no representan ninguna composición contractual de los productos.

(f) El plazo de garantía para los consumidores es de un año a partir de la fecha de entrega de los productos. Este año de garantía no es de aplicación si el cliente intencionalmente o a causa de negligencia grave no toma las precauciones necesarias para el cuidado de los productos. La restricciones al plazo de garantía arriba descritas no son de aplicación si se imputa al vendedor culpa grave o malicia, ni tampoco en el supuesto de que se le imputen daños contra la integridad física y contra la salud del cliente.

(g) El vendedor no concede garantías al cliente en sentido jurídico, salvo que se haya acordado algo diferente de forma expresa. Esto no afecta a las garantías del fabricante.

ART. 11 LIMITACIONES DE LA RESPONSABILIDAD

(a) En caso de vulneración del deber debido a negligencia leve, la responsabilidad del vendedor y la responsabilidad del subcontratista se limitará al daño medio directo, típico y previsible, dependiendo del tipo de producto. Esto también será aplicable en caso de vulneración del deber debido a negligencia leve de los representantes legales o de los auxiliares ejecutivos y encargados de los asuntos del vendedor. El vendedor no es responsable en caso de vulneración de las obligaciones contractuales no esenciales debida a negligencia leve. En cambio, sí es responsable de la vulneración de las situaciones jurídicas del cliente contractualmente esenciales. Se consideran situaciones jurídicas contractualmente esenciales aquellas que el contrato tiene que conceder al cliente según el contenido y los fines del mismo. El vendedor es responsable, además, de la vulneración de las obligaciones cuyo cumplimiento es un requisito básico para que se pueda ejecutar el contrato de una forma correcta y en cuyo cumplimiento confía el cliente.

ART. 12 MODIFICACIÓN DE LAS DISPOSICIONES COMERCIALES GENERALES

(a) El vendedor se reserva el derecho a modificar estas Condiciones Comerciales Generales en cualquier momento, manteniendo un plazo de aviso adecuado de al menos dos semanas. El aviso se efectuará, especialmente, publicando las condiciones comerciales generales modificadas en la página de Internet Minerales-Rahaysa.com indicando el momento de su entrada en vigor.

(b) Si el cliente no se opone en un plazo de dos semanas tras la publicación, estas condiciones comerciales modificadas se considerarán como aceptadas. Cuando se avise de modificaciones, se remarcará por separado el significado del plazo de las dos semanas.

ART. 13 DISPOSICIONES FINALES

(a) Es aplicable la legislación de España, excluyéndose la aplicación del derecho de las Naciones Unidas para la venta internacional de mercancías. Si el cliente es un consumidor que cierra el contrato con finalidad no relacionada con su actividad profesional o empresarial, esa elección del derecho aplicable será válida sólo en la medida en que no prive al consumidor de la protección que le aseguren las disposiciones obligatorias del derecho del Estado en el que tenga su residencia habitual.

(b) Si el cliente es comerciante, persona jurídica de derecho público o patrimonio especial de derecho público, la jurisdicción para todo litigio resultante de este contrato es el tribunal competente en la sede social del vendedor, siempre que no se haya dado una jurisdicción exclusiva. No obstante, el vendedor también está autorizado a demandar al comerciante ante el tribunal de su sede comercial o de su lugar de residencia.